Qué precauciones debemos seguir con la alimentación de nuestro perro en Navidad

Que precauciones debemos seguir con la alimentacion de nuestro perro en Navidad

Qué precauciones debemos seguir con la alimentación de nuestro perro en Navidad

Navidad. Esa época del año en la que los excesos en la alimentación están a la orden del día. Turrón, polvorones, la abuela en casa que cocina para todo el vecindario, … Y es que, a día de hoy, esos excesos no lo pagan únicamente nuestros abdominales y caderas, sino también nuestros perros. ¡Como lo lees! Por ello, es muy importante tener precaución con la alimentación de nuestro perro en Navidad.

Cantidad y tipo de alimento para nuestro perro en Navidad

Debemos tener en cuenta tanto la cantidad de comida que damos a nuestro perro como el tipo de alimentos que comen. Por regla general, nuestros perros pueden comer casi de todo lo que nosotros comemos, pero hay determinados alimentos que no deben comer nunca. Como por ejemplo: chocolate, aguacate, azúcar, cebolla, …  Por supuesto, por un “poquito” que coman, no les va a perjudicar, pero todo depende del tipo y la cantidad de comida que les demos (no es lo mismo comerte una onza de chocolate que una tableta entera) así como de la salud de nuestro perro (si es cachorro o senior, si tiene problemas hepáticos, etc. ). Es mejor que nos moderemos en estas fechas. Nuestros perros no tienen el mismo estómago ni necesitan tanta comida, sobre todo si son razas pequeñas.

Precauciones con la alimentación de nuestro perro en Navidad

Problemas con la comida en Navidad para nuestro perro

Vómitos

Los vómitos son uno de los problemas más frecuentes en Navidad. La causa principal es sobre todo el cambio de su dieta habitual. Al ingerir alimentos diferentes (o mejor dicho, MUY diferentes) a los que ellos están acostumbrados a comer, el estómago no lo asimila bien y necesita expulsarlo. Siempre pongo el ejemplo siguiente: “Es como si nosotros, los humanos, comiésemos todos los días ensalada y cosita a la plancha. En el momento que comamos algo diferente, nos sentará mal.” Pues a ellos igual o incluso peor.

Importante tambien que evitéis los huesos que puedan “sobrar” de nuestra comida navideña. Al cocinar esos huesos, éstos se pueden partir y astillarse produciendo así lesiones muy graves tanto en la boca como perforaciones de estómago.

Torsión de estómago

La torsión de estómago se produce cuando nuestros perros ingieren grandes cantidades de alimento. Y en estas fechas, esto es algo muy habitual. Si nos sobra comida, se la damos; si nos miran con esa carita que enamora, le damos un trocito….  La torsión de estómago puede ocurrirle a cualquier perro, independientemente de su tamaño, raza o edad.

Aumento de peso

Esos kilos de más que cogemos en estas fechas… ¡Ni nuestros perros se libran! Que nuestros perros aumenten de peso no es recomendable ni saludable para ellos. Para ellos, perder peso (sobre todo si son perros mayores) puede resultar un auténtico reto y, además, y lo más importante, su salud puede verse perjudicada.

Entonces… ¿Qué comida puedo darle a mi perro en Navidad?

Pues como todo, puedes darle todo lo que quieras (a excepción de los alimentos prohibidos) pero siempre con moderación en lo que se refiere a tipo y cantidad.

Peeeero…. Aquí, en El blog de Bossy, lo que te recomendamos es que le prepares snacks o premios elaborados con comida casera. ¡Los sorprenderás!

  • Si le vas a dar carne, que sea poca cantidad. Y, si no está acostumbrado a comer carne cruda, puedes dársela cocida. Evita que lleve especias, grasa u otros condimentos.
  • Verduras: zanahorias, pepino, pimiento, brocolí, etc.
  • Frutas: manzana, pera, naranja, etc.
No Comments

Post A Comment